Se solidarizan con médico

Viernes 08 de febrero de 2013 Rebeca Jiménez Corresponsal | El Universal04:10

rebeca.jimenez@eluniversal.com.mx

ECATEPEC, Méx.— “Tenemos miedo”, afirma la hermana de Román Gómez Gaviria, médico que salió libre de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), donde estuvo detenido tras enfrentar y desarmar a extorsionadores, en hechos donde dos presuntos maleantes resultaron muertos.

“Nos tenemos que ir”, dijo Román a su esposa antes del salir del Centro de Justicia de San Agustín. “Aquí ya no se puede estar”, repitió ella apenas abriendo los labios, mientras los ojos se le llenaban de lágrimas al manifestar su preocupación porque estos hechos podrían obligarlos a dejar su casa y la clínica que su marido construyó ladrillo a ladrillo, el lugar donde nacieron sus hijos, que al igual que su padre y sus tías estudian medicina.

El médico tuvo que salir oculto de las instalaciones de la PGJEM, en un operativo discreto, que despistó no sólo a los medios de comunicación que lo esperaban, sino incluso a su propia familia, quien al igual que él temen por su vida.

“Estamos alegres porque Román salió, se hizo justicia con él, pero al mismo tiempo estamos preocupados, porque esa gente no se queda así”, afirmó Nelly Gómez Gaviria, al referirse a los extorsionadores que amenazaron a su hermano.

A la clínica ubicada en Fuentes del Valle llegaron tres hombres con pistola, dos fallecieron “y del otro no sabemos dónde está, tememos que regresen”.

Con gritos, amedrentaron e insultaron a pacientes y enfermeras, para exigir la salida del médico que se encontraba dando consulta. Román salió del consultorio y enfrentó a los tres hombres armados, que le exigían dinero, “entre golpes, forcejeó con ellos y logró desarmar a uno”, por lo que pudo disparar en contra de dos de ellos, mientras los pacientes se tiraron al piso, relató Carmen, también doctora.

Román Gómez Gaviria decidió entregarse a autoridades de la PGJEM y llevó el arma que quitó a sus atacantes y un celular que dejaron tirado en la clínica, desde el que presuntamente recibió una ultima llamada de amenaza.

Los hermanos Gómez Gaviria son colombianos y llegaron a México en 1981; aquí estudiaron medicina y fueron los primeros médicos que llegaron a Fuentes de Aragón, donde cientos de vecinos los reconocen por su labor altruista, “a la hora que usted lo necesita, nos atienden, aunque no llevemos dinero, nos regalan medicamentos”, señalaron muchas mujeres que se reunieron para apoyarlos.

La situación migratoria de Román es de residente legal, casado con una mexicana y con hijos nacidos aquí; uno también estudió medicina y está por graduarse .

Este médico de 52 años, era un héroe anónimo que “hace una semana atendió a un joven baleado cuando le robaron su auto, que frecuentemente pedía la presencia de la policía y exigía iluminación en las calles”, señalaron más de un centenar de vecinos, en calles polvorientas de Fuentes de Aragón.

Para exigir su libertad, los colonos bloquearon por más de tres horas la avenida Central, junto al metro Ecatepec, donde gritaron “¡Apoyo a Fuentes fuera delincuentes!” y “¡Justicia, justicia!”, además de que pidieron la presencia del presidente municipal Pablo Bedolla y del procurador Miguel Angel Contreras.

Tras 24 horas de permanecer en instalaciones de la PGJEM, el médico salió libre, con las reservas de ley, lo que implica que el Ministerio Público lo puede volver a citar.

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: