Un Brasil en construcción a poco más de un año del Mundial-2014

Brasil ofreció una imagen preocupante en la derrota del miércoles en el amistoso contra Inglaterra (2-1) en Londres, a un año y cuatro meses del Mundial-2014 que se jugará en su país, en un partido en que su rival dominó y mereció el triunfo.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) designó como salvador el pasado 29 de noviembre a Luiz Felipe Scolari, el último técnico que hizo campeón mundial a la auriverde, en 2002, pero su debut mostró que tiene mucho trabajo por delante en una lucha contra el reloj, si quiere evitar un nuevo Maracanazo como en 1950.

El seleccionador de 64 años achacó la neta superioridad inglesa a su mejor estado físico, debido a que las ligas en Europa están por la mitad, mientras que en Brasil está comenzando.

“Los jugadores ingleses estaban mejor físicamente ya que llevan muchas jornadas en su campeonato en Europa. No estoy decepcionado. No pudimos competir físicamente con el rival. Ellos estaban mucho mejor. No se puede esperar en febrero, en marzo, que estemos preparados”, señaló Scolari, que quiso mandar un mensaje de tranquilidad tras la derrota.

Pero individualmente y como conjunto, Brasil exhibió muy poco en Wembley. Con excepción del portero Julio César, el defensa Dante, que debutaba en el equipo, el centrocampista Oscar y el delantero Fred, el resto de jugadores no aprobó el examen.

Además, Ronaldinho, recuperado a sus 32 años para el equipo por ‘Felipao’, después de un año sin venir y con pocos presencias en la selección desde 2008, decepcionó e incluso falló un penal.

Neymar, de apenas 21 años, la nueva estrella del equipo, del que ese esperaba mucho en Wembley, también tuvo una presencia gris.

En los laterales, Adriano y Dani Alves tuvieron mucho trabajo y faltó acoplamiento con los centrales David Luiz y Dante, siendo superados a menudo por Theo Walcott y Daniel Welbeck.

Es cierto que Scolari empezó perdiendo su primera etapa como seleccionador brasileño (1-0 en Uruguay) y acabó ganando el Mundial-2002, pero en aquella época, la auriverde no había caído tan bajo como ahora, que ocupa el puesto 18 del ranking de la FIFA.

En el partido contra Inglaterra, Neymar era el encargado de lanzar los penales, pero Ronaldinho, que había provocado el castigo, agarrró el balón, lo tiró y lo falló.

“Si Neymar hubiese estado cerca de la jugada lo hubiera lanzado, pero estaba lejos, en la banda y cuando llegó Ronaldinho estaba con la pelota. Pero los dos tienen la misma calidad y los hemos visto en las prácticas”, reconoció Scolari.

Ahora Brasil tiene dos partidos en marzo para mejorar una imagen preocupante, el 21 contra Italia en Ginebra, y el 25 frente a Rusia, en Londres, en Stamford Bridge, el campo del Chelsea.

Brasil ofreció una imagen preocupante en la derrota del miércoles en el amistoso contra Inglaterra (2-1) en Londres, a un año y cuatro meses del Mundial-2014 que se jugará en su país, en un partido en que su rival dominó y mereció el triunfo.

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: