¿Por qué es ilógico un impuesto al alumbrado público?

Avatar de Marco Antonio Gómez LoveraMarco Antonio Gómez Lovera (Perfil)

27 de diciembre, 2012, 11:46

Ayer amanecimos en el Distrito Federal con la noticia de un posible cobro de impuesto a los ciudadanos por el uso del alumbrado público. El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, defendió la propuesta diciendo que es un gravamen presente en estados y municipios desde hace algún tiempo.

Sin embargo, que exista en otros lugares no significa la idea de cobrar este impuesto sea válida… ni siquiera inteligente. Sobre todo porque quien lo haya propuesto no tiene la más mínima idea de lo que es un bien público y por qué el Estado los da.

Alumbrado Público

Un bien público tiene dos características, es no rival y no excluyente. Esto quiere decir que su uso por parte de una persona no evita que otra lo use, y que no se puede privar de su goce a quien no contribuya a su mantenimiento. Aprovechando el tema en cuestión, si yo voy caminando en la noche por la calle y la luminaria alumbra mi camino; y si me encuentro con alguien más, el foco nos alumbrará a ambos por igual. Además, alguien que no paga impuestos (un vagabundo) no puede ser impedido de disfrutar la luz de esa misma lámpara en la calle.

¿Y por qué el gobierno provee estos bienes? Porque hay algunos que son necesarios para la vida en comunidad y no pueden ser dejados en las manos de privados. De hecho, el caso del alumbrado público es un ejemplo clásico en la literatura económica. El economista y Premio Nobel Paul Samuelson lo usa en uno de sus libros introductorios:

Tomemos el caso de los faros de luz para advertir (a los barcos) contra las rocas. Su destello ayuda a cualquiera que lo vea. Un empresario no podría construirlo para lucrar con él, ya que no puede reclamar un pago a cada usuario. Este, ciertamente, es el tipo de actividad que un gobierno debería tomar de manera natural.

¿Por qué es ilógico el cobro de un impuesto así? En primera, por definición; porque es imposible cobrar a todo aquel que se beneficia del alumbrado. La propuesta dice que el ciudadano pagaría entre 50 centavos y un peso por este impuesto y se cobraría vía recibo de luz, con lo que se recaudarían más de mil millones de pesos para mantener en buen estados las luminarias de la capital. Entonces, además es injusto pues se aumentaría la carga a los contribuyentes cautivos.

Si el Gobierno del DF quiere más recursos, porqué no cobrar por otro tipo de servicios como el estacionarse en vía pública o dejar de aplicar políticas fiscales populistas como la eliminación o reducción de la tenencia. Esos serían impuestos más que lógicos y mucho más justos que estas ocurrencias.

Imagen: Construmex

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: