Crece 18.23% promedio anual deuda de sector público en 2006-2012

Ciudad de México • Durante el periodo de 2006 hasta septiembre pasado, que corresponde a la administración de Felipe Calderón Hinojosa, se observó un crecimiento real promedio anual de 18.23 por ciento en la deuda neta total del sector público, de acuerdo con aregional.com.

La empresa de consultoría expuso que la deuda neta total del sector público, que incluye la deuda interna y la externa, equivalía a 32.2 por ciento del PIB a septiembre pasado, un aumento de 13.8 puntos porcentuales respecto al 18.4 por ciento del PIB al cierre de 2006.

En el análisis “La deuda pública en la Ley de Ingresos 2013”, explica que el comportamiento del endeudamiento neto total adquirió un mayor dinamismo a consecuencia de la crisis económica de finales de 2008 y la contingencia sanitaria de 2009.

Además de los efectos de estos eventos, en 2008 el saldo de la deuda externa neta aumentó debido a que se reconoció como deuda pública directa de Petróleos Mexicanos (Pemex) los pasivos en dólares de los proyectos de infraestructura productiva de largo plazo (Pidiregas) de la paraestatal.

La firma expuso que durante el periodo 2006-2008, el saldo de la deuda externa neta del sector público federal tuvo una tendencia decreciente.

Así, en 2006 el saldo de la deuda externa ascendió a 47 mil 247 millones de dólares, mientras que en 2008 este saldo alcanzó sólo 24 mil 319.4 millones de dólares, lo que representó una reducción promedio anual de 28.26 por ciento durante esos tres años.

Aregional.com aclara que esta disminución se puede atribuir a la estrategia seguida por la pasada administración en sus primeros años, de reducir esta deuda para aminorar la vulnerabilidad externa del país.

Sin embargo, a partir de 2008 se aprecia una tendencia creciente en el endeudamiento externo, que se inicia con un notable incremento en su saldo de 212.2 por ciento en 2009.

Este abrupto salto en el saldo es reflejo en su mayor parte del reconocimiento como deuda pública directa de Pemex de los pasivos en dólares de los Pidiregas de esta paraestatal.

No obstante, el saldo continuó al alza hasta alcanzar al cierre de septiembre pasado 121 mil 305 millones de dólares, monto superior en siete mil 673 millones de dólares al registrado al cierre de 2011 y que representa 10 por ciento del PIB nacional.

Con respecto a la deuda interna neta, de acuerdo con aregional, ésta ha tenido una tendencia creciente en los seis años analizados, a una tasa real promedio anual de 13 por ciento.

Se mostró un dinamismo extraordinario en estos pasivos, en especial a partir de 2008, cuando se incrementaron las dificultades financieras del sector público federal como consecuencia de la crisis financiera internacional, iniciada a mediados de ese año.

Así, el saldo de la deuda interna neta en 2008 tuvo un incremento de 4.4 puntos porcentuales del PIB con respecto a 2007. Este aumento en 2008 y años posteriores se relaciona con la política de endeudamiento que se siguió desde la crisis de 1995, de financiar el déficit de las finanzas públicas federales con endeudamiento interno.

Sin embargo, el incremento que tuvo este déficit en 2008 y 2009, debido a la baja en la recaudación de los principales impuestos como consecuencia de la recesión originada en el país por la crisis financiera internacional y la emergencia sanitaria de 2009, provocó que el saldo de la deuda creciera sustancialmente en esos dos años.

Asimismo, a este comportamiento contribuyó en gran parte que en 2009 se absorbieran como deuda pública los pasivos en pesos de los Pidiregas de Pemex. Así, debido a estas dos razones es que el porcentaje de la deuda interna en el PIB creció en 6.2 puntos porcentuales en el lapso 2007-2009.

Por otro lado, al cierre de septiembre pasado, el saldo de la deuda interna neta del sector público federal ascendió a tres billones 484 mil 872.5 millones de pesos, monto superior en 226 mil 393 millones de pesos, es decir, un incremento del orden de 6.5 por ciento en relación con el saldo registrado al cierre de 2011.

Esto representó un incremento de 0.9 puntos porcentuales del PIB con respecto a diciembre del pasado año.

Así, debido al crecimiento tanto de la deuda interna como externa en el curso de los últimos cinco años, la deuda neta total del sector público como porcentaje del PIB creció de 22.2 por ciento, al cierre de 2008, a 32.2 por ciento a septiembre pasado, un incremento de 10 puntos porcentuales, y de 13.8 puntos porcentuales respecto a 2006.

En la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para 2013, aprobada por el Congreso de la Unión, se propone que la estrategia de endeudamiento sea la de financiar el déficit que resulte de un balance de las finanzas del sector público federal, en el que no se considere la inversión a realizar por Pemex el próximo año.

La consultora precisa que en la LIF para el ejercicio fiscal 2013 se autorizó un endeudamiento interno neto para el sector público federal hasta por 415 mil millones de pesos, cifra mayor en 20 mil millones al monto aprobado para el ejercicio fiscal 2012.

Asimismo, se propone un endeudamiento externo neto por hasta siete mil millones de dólares, mismo monto que el aprobado en la Ley de Ingresos 2012, para el financiamiento del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2013.

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: