EU cooperará con EPN “hombro con hombro”: Joe Biden

Viernes 30 de noviembre de 2012 J. Jaime Hernández / Corresponsal | El Universal04:15

politica@eluniversal.com.mx

WASHINGTON.— A sólo unas horas de su visita oficial a México, el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, trae consigo el voto de confianza del presidente Barack Obama al gobierno entrante de Enrique Peña Nieto, quien este sábado tomará posesión del cargo y marcará el retorno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia.

“Estados Unidos continuará cooperando hombro con hombro con México para hacerle frente a nuestros retos comunes de seguridad”, aseguró el vicepresidente en entrevista con EL UNIVERSAL, en la que reconoció la posibilidad de hacer cambios a los esquemas de cooperación que nacieron desde las administraciones de George Bush y Felipe Calderón Hinojosa.

“La Iniciativa Mérida es un acuerdo mutuo entre dos aliados, y eso significa que tanto Estados Unidos como México moldearán su contenido y focalización”, comentó el funcionario.

Pero más allá de la agenda de seguridad, el vicepresidente reconoció la necesidad de ir más allá en las relaciones bilaterales para consolidar las de tipo comercial y proyectarlas a otras regiones como Asia.

“Nuestra relación con México es una de las más importantes que tenemos en el mundo”, enfatizó al recordar que desde la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio (TLC), hace ya casi 20 años, la relación comercial entre ambos países se ha multiplicado por cinco.

“Somos aliados globales”, insistió Biden al defender la posibilidad de consolidar y proyectar esta alianza a todo el mundo.

Finalmente, el vicepresidente de EU, quien llegará al frente de una delegación que incluye a la secretaria del Trabajo, Hilda Solís, una vehemente defensora de la reforma migratoria comprensiva, aseguró que tras las elecciones y el peso decisivo del voto hispano en los resultados, el gobierno de Barack Obama cumplirá con su promesa para impulsar una reforma migratoria comprensiva que incluya un camino a la ciudadanía para “aquellos que viven actualmente en las sombras en Estados Unidos”.

Usted acudirá a la ceremonia de toma de posesión de Enrique Peña Nieto como presidente de México. ¿Cómo tiene que entender este gesto el pueblo mexicano? —se le preguntó.

Es un honor para mí representar al pueblo estadounidense en la toma de posesión. Nuestra relación con México es una de las más importantes que tenemos en el mundo. No existe otro país que haya tenido un impacto tan directo en las vidas cotidianas de los estadounidenses de todas las diversas esferas de la sociedad.

“Y no son sólo los lazos culturales estrechos que existen entre nuestros dos países los que más nos interesan. También es nuestra fuerte relación comercial. Desde que [el TLC o NAFTA, por sus siglas en inglés] tuvo su inicio hace casi 20 años, esa relación se ha quintuplicado en valor, ya que actualmente más de mil millones de transacciones de negocios cruzan nuestras fronteras diariamente, lo que crea empleos en ambos países.

“Sin embargo, no sólo somos vecinos. Somos mucho más que eso. Somos aliados globales. Uno puede apreciarlo de muchas maneras, desde la función de liderazgo de México en el Grupo de los 20, hasta el compromiso hecho por ambas naciones para promover la Asociación Transpacífica.

“Cuando analizamos nuestra relación con México, palpamos la realidad de una alianza sólida, así como la promesa y la posibilidad de hacerla aún más sólida. Así es que tengo que decir que realmente es un gran honor poder liderar a esta delegación”.

Usted conoció personalmente a Enrique Peña Nieto desde que era candidato a la Presidencia. ¿Qué opinión tiene de él como futuro presidente de más de 100 millones de mexicanos?

Tuve la oportunidad de reunirme con el presidente electo Peña Nieto, en el mes de marzo en la ciudad de México, y me impresionó inmediatamente con su manera de gobernar. Es un hombre enfocado en resultados. Y volví a verlo en Washington hace unos días, durante su reunión con el presidente Obama, que tuvo lugar el 27 de noviembre. Yo sé que él está totalmente comprometido a asumir los retos que México encara actualmente, y tengo plena confianza de que bajo su liderazgo, México y Estados Unidos continuarán construyendo y fortaleciendo nuestra relación. Nosotros compartimos su visión de una América del Norte más próspera, competitiva y segura y estamos dispuestos a colaborar con él y con su equipo en los proyectos incluidos en una agenda amplia y ambiciosa”.

Enrique Peña Nieto ha dicho que, como presidente, revisaría la actual estrategia para combatir al narcotráfico y el crimen organizado. ¿El gobierno de Estados Unidos está preparado para hacerle cambios a la Iniciativa Mérida?

Estados Unidos continuará cooperando hombro con hombro con México para hacerle frente a nuestros retos comunes de seguridad. La Iniciativa Mérida es un acuerdo mutuo entre dos aliados, y eso significa que tanto Estados Unidos como México moldearán su contenido y su focalización. Compartimos el compromiso de mejorar la seguridad de nuestros habitantes en ambos lados de la frontera, y de garantizar que confrontaremos la amenaza planteada por el crimen organizado. El presidente Obama reconfirmó ese compromiso en su reunión del 27 de noviembre con el señor Peña Nieto y estamos dispuestos a colaborar con la nueva administración para lograr que todos nuestros habitantes gocen de seguridad.

El mensaje de los latinos en las pasadas elecciones presidenciales fue claro: depositaron su confianza en el presidente Obama y en usted, señor vicepresidente. Pero también saben de los problemas con los republicanos en el Congreso. A pesar de ello, esperan que la Casa Blanca haga todo lo que esté a su alcance para sacar adelante una reforma migratoria comprensiva. ¿Será una prioridad de la administración el próximo año?

Estados Unidos es una nación de inmigrantes y valoramos las extraordinarias contribuciones que han hecho a nuestro país varias generaciones de inmigrantes, incluyendo a los inmigrantes mexicanos. Tenemos la esperanza de que podamos llegar a un acuerdo entre republicanos y demócratas en el futuro cercano para que se apruebe una reforma migratoria integral que tenga sentido común. Eso significa asegurarnos de que nuestras fronteras estén seguras. Significa asegurarnos de que se responsabilice a los empleadores cuando no cumplan con las leyes. Y también significa un camino a la ciudadanía para aquellos que viven actualmente en las sombras en Estados Unidos. Francamente eso es algo que lleva pendiente demasiado tiempo, y creo que iremos adelante con ello a principios del nuevo año.

p-89EKCgBk8MZdE.gif

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: